19.8.08

GAS, el espíritu electrónico del bosque alemán




A mediados de los noventa la revolución de la electrónica de baile estaba consumada. La pulsación básica del house/techno se había proyectado en mil direcciones divergentes que, con más o menos arte, habían logrado ocupar la mayoría de los ambientes bailantes y modernos.

Durante aquellos años fundacionales se producía también lo que se llama(ba) chill-out, la música para después del baile, la bajada del trance hacia la cama, los primeros rayos de sol, esas cosas… En los chill outs del comienzo, lo que solía escucharse eran esos ritmos a medio tiempo, tipo lounge y casi siempre banales o los escarceos más electrónicos de la ya muy establecida new age. Aquello no encajaba en lo absoluto con lo que se venía de bailar: el filo de la navaja de una nueva música. Mejor era escuchar a Coltrane o el On Land de Brian Eno. Mejor música, pero antigua.

Esto no podía seguir así y ya en 1992 apareció lo que desde el principio fue todo un hito, el Selected Ambient Works (1985-1982) de Aphex Twin, ahora reeditado y remasterizado junto a sus Classics. Pero aunque aquel impulso quizás viniera de UK, la electrónica estaba destinada a tener otros muchos centros en Europa, sobre todo en Alemania, Austria, Holanda o incluso Finlandia.

La escena de Colonia, una de las capitales culturales de Alemania, se dividía en dos sellos: A-Musik/Sonig y Kompakt. El segundo dirigido por tres socios, el más famoso de ellos Wolfgang Voigt, quien había comenzado a hacer música ya en los últimos años 80 bajo docenas de seudónimos. En 1996 editó un cedé misterioso, nada bailable e inmediatamente reconocible como trascendente bajo el nombre de GAS, al que seguirían Zauberberg (1997), Königsfrost (1999) y Pop (2000), con el cual finalizaba la serie.

Estos cedés estuvieron disponibles hasta la quiebra de Mille Plateaux, el ilustrado sello de Frankfurt a.M. donde habían aparecido. Ahora Kompakt, reedita aquellos cuatro discos en caja de lujo llamada Nah und Fern (Cerca y Lejos) y con una bastante ligera remasterización, mientras el sello Raster/Noton, de Chemnitz, publica un libro de buen tamaño compuesto por fotos realizadas por Voigt y un CD con piezas de Gas no editadas anteriormente.

El efecto de estas ediciones ha sido devastador. No recuerdo un disco (alemán, además) y mucho menos un álbum de cuatro, que haya cosechado calificaciones máximas prácticamente unánimes en todas las revistas y foros de Internet, más las que vendrán en papel. Algo realmente extraño, porque aquí no juega la nostalgia de algo que jamás se conoció. En Alemania casi todo el que hacia música electrónica algo elaborada, tenía al menos uno de estos discos y su influencia fue enorme, pero fuera de allí, cabe dudar que los hubiera escuchado mucha gente.

Así pues, ¿a qué viene esta fascinación? La música de Gas es una excursión sin origen ni destino por un paisaje de bruma, de sonidos tradicionales de la música alemana (desde valses a Wagner pasando por el kabarett) tratados de tal manera que resultan irreconocibles, aunque su espíritu pueda haber cristalizado en esas manipulaciones. Se escuchan los fantasmas de lo que una vez fueron cuerdas, metales o incluso voces. Se escucha incluso el “ruido superficial” que tanta importancia simbólica posee en el umbral entre lo analógico de lo digital… Y un ritmo 4/4 marcado por un bajo percusivo que da impresión de una marcha, no necesariamente militar, sino más bien como la que realizaron los estudiantes alemanes revolucionarios (liberal-nacionalistas) hacia el Castillo de Wartburg en 1817 y 1848.

Voigt deambula por un paraje relacionado con lo primigenio germánico: el bosque. El bosque es el tema visual del libro GAS, el lugar oscuro de lo indescifrable, de lo no racional, de lo específicamente alemán. Esto sigue asustando y es normal. Kraftwerk buscó esa especificidad diluyéndola en una más amplia, en una cultura europea de progreso y contradicciones. Con ello se libraban de entrar en un terreno minado por el nazismo.

Por otra parte, la música de GAS no tiene nada de belicosa y sus láminas de sonidos graves, apenas diferenciadas en el matiz, van entretejiéndose como las sombras y parecen respirar como la misma tierra, el Gas. Voigt ofrece el sentir casi opresivo pero fascinante del bosque sagrado de eslavos y germanos El de la isla-santuario de Rügen mucho mejor que el de Wagner. Pero Wagner, esa mística heroica y nacionalista del siglo XIX, sigue estando ahí, de forma explicita.

Esta contradicción entre lo que se pretende al mismo tiempo ilustrado y primigenio es algo bastante característico del romanticismo alemán y se perpetúa hoy en día en artistas como el difunto Joseph Beuys y, aun más cercano a la visión de GAS, en el pintor Anselm Kiefer. En si, esta actitud equivale, grosso modo, a la de los artistas mediterráneos preocupados por la Biblia o la mitología greco-romana. Lamentablemente, los horrores provocados por lo irracional germano quedan demasiado cerca. Y la música de GAS, impresionante y de una mórbida belleza, trae historias tan inquietantes como el mismo bosque.



28 comments:

Malicia Cool said...

holaas, estupendo.

¿sabes que vamos a participar en un homenaje a poch en donosti -un montón de bandas- el finde del 20 de septiembre? a lo mejor quieres venir, jeje...

besos

Ottia said...

Denso, sombrío, enigmático, "alemán" en el sentido de Der Freischütz (en mi humilde opinión nada de guerras)... si se le quita el ritmo recuerda casi más a Herbert Distel o a los Main de Firmament o Hz que al On Land... pero en versión naturaleza (o sea, versión On Land)... en fin, la clase de música que sigue diciendo cosas tras oírla setenta veces.

Gracias gracias gracias...

Ottia said...

Por cierto, Maestro, he visto alguna oferta de algo de Bernhard Lang y no tengo ni pajolera idea de quién es... podría recomendar algo?

Eselsdistel said...

No creo que vaya a ir al homenaje de Poch.

De hecho, ni aunque fuera en Berlin.

Saludos!!!

Malicia Cool said...

ya, lo imaginaba... ya nos conocemos un poco, ¿no?, jeje...

qué tal, calor todavía en Berlín o ya no??

besos

Xperimental said...

Gas es ingente, intangible y etereo.Con el empece a descubrir el encanto de la repeticion, si bien antes la veia como el vehiculo de la falta de imaginacion e incapacidad creadora. Despues descubri que hacer que una nota transmita mas que 20 fuentes de sonido, es posible...virtuoso.

Gas hace de la decadencia reverberante de un sonido orquestal toda una sinfonia.

Antes de saber que eran las alpha waves, Gas ya me producia quietud...despues descubri que sus creaciones oscilaban en el rango de frecuencia de las anteriormente citadas.

Antes de saber que eran los ritmos binaurales...

Realmente, Gas me impresiono mucho y me acerco a gente como Marsen Jules, Scanner o Tim Hecker.

Mille Plateaux,
grand chapeau...

Malicia Cool said...

Nobel de la Música a Pink Floyd. Bien¡¡¡

claro que vosotros no estaréis de acuerdo, mis disconformes amiggos...

Ottia said...

Por qué no? Un par de cosas decentes sí que han hecho. Ahora bien, "Wish You Were Here" otra vez no, por favor...

http://www.youtube.com/watch?v=rzUUkBrPkiU

Total, que si me dan a elegir...

http://www.youtube.com/watch?v=ZrcOEoFttWU

Malicia Cool said...

hombreee, nosotros la hacemos porque nos viene a huevo para el homenaje...

J.M. Costa said...

¿Donde has visto eso?

Más que nada porque no hay un premio Nobel de música, creo recordar.

Animo con el homenaje. Desbarrar lo que podais y dale recuerdos a Alejo.

Eselsdistel said...

Supongo que Malicia se habrá referido al Premio Polar... Bueno, si se valora a Pink Floyd hasta el 73 por mí guay... A partir de ahí se dedicaron más a los golpes de efecto que a hacer música... Desde ese punto de vista el Polar me parece algo excesivo, pero bueno, teniendo en cuenta eso de su influencia en tropecientos grupos y el ser pioneros de nuevas tecnologías tanto en el estudio como en su escenificación, acepto "barco"...

Eselsdistel said...

Para dárselo a lo que queda de Pink Floyd, se lo podían haber dado a Stevie Wonder (que a las tontas y a las locas, aparte de -para mi gusto- superar con mucho margen en los 70 lo que hizo Prince en los 80, llegó a tocar con el T.O.N.T.O cuando aún era visto como una marcianada y además fue el propietario del primer Emulator y colaborador destacado con Kurzweill en la primera mitad de los ochenta). Aunque a lo mejor eso de no estar muerto -o mejor dicho, que en su caso exista alguna posibilidad de que vuelva a hacer algo grande- debe contar algo.

J.M. Costa said...

He estado mirando y tambien se lo dieron al gran Stevie. Pura justicia.

Malicia Cool said...

pues sí¡¡ qué bien¡¡

Ottia said...

Que se haya dado bien el homenaje, Malicia!

Aparte ha sido una buena ocasión para repasar un poquito a Pink Floyd, y desde luego, con perdón de la mesa, tenían algunos (muchos!) pedos de órdago... contando los álbumes buenos y consistentes de principio a fin (lo siento por Ummagumma y Atom Heart Mother) la cosa se queda en dos que todo el mundo conoce (Wish You Were Here y Animals son unos pestiños, y Meddle una sosada con unos primeros cinco minutos gloriosos). Roger Waters y sus audionovelas son ya otra historia.

Desde luego, no me extraña que la generación siguiente respetase a Van der Graaf Generator y fuese a Pink Floyd a los primeros que se quisieran cargar. Hay más chicha en el "The Quiet Zone/The Pleasure Dome" de Van der Graaf que en cuatro o cinco de Pink Floyd juntos.

Y lo que da la impresión viendo el palmarés es que los premios Polar son justos en clásica, pero tanto en jazz como en pop premian a artistas que también han contribuido mucho al negocio (me van a perdonar, pero antes de darle el premio a Keith Jarrett se le podría haber dado a Paul Bley, a Cecil Taylor, a Lee Konitz, a Anthony Braxton...).

Malicia Cool said...

pero si es el 20, chico... estamos medio parados, para variar, entre que unos músicxs vienen de vacaciones y otrxs las inician... seguro que tienes razón, a ver si un día escucho todas esas cosas que tus orejas me hablan...

no, mira, fue una cosa emocional mía, no pretendo decir que sean mejores o peores que otrxs... una casualidad que estuviéramos preparando ese tema y la noticia... nos pasamos la vida decidiendo quiénes son mejores o peores... será que nos gustará el lío...

un abrazo¡¡¡¡

alixx

Ottia said...

PS.- Se lo podrían haber dado a Ornette Coleman.

Ottia said...

RIP Rick Wright

(...ahora toca "The Great Gig in the Sky")

Eselsdistel said...

Pues sí, al final no se ha perdido el Polar por los pelos, eh? (bueno, no sé si hay ceremonia de entrega y si se ha hecho ya, de lo contario...). En fin, descanse en paz.

Eso sí, el mito "Pink Floyd" ha quedado redondo: un último concierto con los cuatro componentes en el Live 8, sin más discos infames ni giras a bombo y platillo con tropecientos músicos de estudio.

Malicia Cool said...

nosotrxs estamos alucinaos; escogemos "Wish you were here" para un homenaje por primera vez en nuestra vida, le dan el Polar a Pink Floyd, ahora se muere Wright... ¡¡no sabemos qué más puede pasar, con lo "tranquilitos" que estaban antes¡¡

besos

Tendances said...

Hola!

Nosotros hacemos un programa de radio de música electrónica(www.tendances.es)y un blog con noticias de este estilo tmb: http://tendancesblog.blogspot.com

Os dejo la dirección por si queréis visitarnos.

Un saludo!

Anonymous said...

Un saludo a todos. Algunos me conoceréis, otros no. Soy periodista y llevo trabajando y colaborando en diversos medios (generalmente relacionados con la música) bastantes años. Suelo ser una persona bastante tranquila pero me gusta tener y mantener una opinión, y eso no siempre es fácil. Hace unos meses los miembros de un grupo me enviaron su disco (autoeditado) y tras valorarlo decidí no escribir una reseña sobre él; simplemente, no lo consideré oportuno. El 'asunto' ha acabado así, con párrafos como el que sigue a estas líneas publicados en diversos blogs o foros de internet:

"Especialmente patética y lamentable ha sido la actuación de Darío Vico (en el foro, Darío Biko), redactor-jefe de Rolling Stone España (…) En el curso de la polémica explico cómo el botarate de Vico le había dicho a Pejo, ante otras personas además, que el disco le había gustado mucho, y cuando yo repito esto en el foro en cuestión aparece este soplagaitas afirmando rotundamente que él nunca dijo eso -es decir, mintiendo claramente en una ocasión o en la otra- y, después de intentar infructuosamente humillarnos abundantemente en público, finalmente se ve obligado a desdecirse y retractarse porque sabe que ha hecho y dicho una burrada que le ha puesto, de nuevo, frente a frente, con el estúpido ignorante, resabiado, pelota, miserable y cínico que es. Ahora estamos Pejo y yo deseando de que Vico aparezca por Hachette a ver qué pasa; (¡¡va a ser genial de verdad¡¡ ¡¡gracias, Vico, por darnos esta oportunidad de desenmascararte de nuevo, qué diver, por dios¡¡ ¡¡con lo patológicamente miedoso que tú eres¡¡¡"

Aparte de esto, llamadas a mi móvil, mensajes al director de mi publicación en términos parecidos a este, amenazas sobre boicotear mi desempeño profesional… Todo bastante ridículo, pero al fin y al cabo, molesto, por lo que estoy pensando en emprender acciones legales. Como estáis en la lista de distribución de email y/o de links del blog donde se publica esto de las personas que forman ese grupo, solo quería que supiérais lo que me ha sucedido y que si por casualidad leeis lo que más arriba cito todo ha venido provocado, únicamente, por mi decisión de no reseñar un disco (que personalmente me parece muy malo, aunque esto es subjetivo, claro).

Lo más curioso de todo el asunto es que el disco se llama… "Amor".

Perdonad la chapa y un saludo.

Darío Vico

Anónima said...

joé, qué plasta el Biko, madre mía...

Xperimental said...

Vaya movidas!

Xperimental said...

Me tiene usté en ascuas...

Malicia Cool said...

Supongo que Costa está ocupado, aunque no soy quién para decirlo siquiera.

Respecto a lo de Vico, te diré que es todo mentira, y lo mantendría hasta bajo tortura, y que la única verdad es lo que explicaba yo sólo y exclusivamente en MI blog y que él, por lo visto, se ha entretenido en entresacar, pegar por ahí -ya ves- y hasta en distribuir en listas de correo. Jamás hemos escrito a Javaloyes en esos términos ni amenazado ni nada por el estilo; nobleza obliga. Así que lo que necesita ese chico es un buen médico (yo ya tengo uno estupendo).

Saludos a todos,

Alicia XX

Daniel said...

Ha sido un placer leerte, tanto que me he suscrito a tu blog. Pero pasan los meses y veo que no vuelves a escribir, es una lástima. Seguiré observando ;)

Malicia Cool said...

sí, ninguno sabemos de él y la verdad es que todos le echamos de menos; espero que sea para bien.

besos